El Verdadero Evangelio y La Verdadera Conversión

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Dios esta trabajando en tu vida

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.


 Dónde está Dios trabajando en tu vida? ¿Esta usted pasando por un momento doloroso, de pena o sufrimiento? ¿Podría Dios talvez estar haciendo un trabajo especial por medio de tus circunstancias presentes? Una de las grandes promesas en la Biblia se encuentra en Romanos 8:28 ¨Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados¨ (Versión Reina Valera). La Nueva Biblia Americana Estándar dice: Y nosotros sabemos que Dios causa que todas las cosas trabajen juntas para bien de aquellos que aman a Dios, aquellos que son llamados de acuerdo a Sus propósitos¨.

Ha habido muchas veces en mis vida cuando yo me he detenido y me ido para atrás de asombro y he reflexionado sobre como Dios trabaja en todas las cosas para nuestro bien y Su gloria.

LamparaEl Nuevo Testamento del erudito, F. F. Bruce observa, “Gramaticalmente ‘todas las cosas’ puede ser las dos el sujeto o el objeto de el verbo ´trabajan juntas´; Este es más probablemente el objeto. El sujeto sería entonces ´Él¨ El sujeto es Dios. Por lo tanto, la traducción preferida, ¨ Y nosotros sabemos que Dios causa que todas las cosas trabajen juntas para bien de aquellos que aman a Dios, aquellos que son llamados de acuerdo a Sus propósitos¨. (VRV). Goodspeed traduce, ¨Nosotros sabemos que en todas las cosas Dios trabaja para bien de aquellos que lo aman. . . RSV,”  “Nosotros sabemos que en todas las cosas Dios trabaja para bien de aquellos que lo aman. . .”

 “Nosotros lo sabemos” por el conocimiento de la fe en la Palabra de Dios.

En el contexto Pablo ha estado dando seguridad a los cristianos quiénes  han soportado la persecución y el sufrimiento que ¨no son dignos de ser comparados con la gloria que ha de manifestarse a nosotros¨ (v.18) ¿Por qué? Dios esta trabajando en todas estas circunstancias causando que trabajen juntas para bien de aquellos que lo aman. Todo trabajará junto para nuestro bien para cumplir Su propósito.

¨Todo¨ o ¨Todas las cosas¨ se refiere a todos nuestros sufrimientos, pruebas, persecuciones, calamidades a las cuales estamos expuestos. Pablo tenía en mente los sufrimientos de los creyentes.

Pablo no dice que esta promesa es verdadera para todos. Él aclara esto diciendo que Dios lo hace por  aquellos que lo aman y son llamados de acuerdo a Su propósito. Esto es verdad solamente para aquellos quiénes lo aman. ¿Cuál es este propósito que Dios tiene en mente? Su meta es que nosotros seremos conformados a la semejanza de Su hijo. Esta no es una promesa que ´todas las cosas´ trabajan juntas para todas las personas en todas partes. Esto es para los creyentes en Jesucristo solamente. Sólo aquellos que aman a Dios entienden que todas las cosas trabajan juntas para su bien.  

Lo ¨bueno¨ no es salud, riqueza y felicidad. La ¨buena¨ cosa que Dios persigue es que nos parezcamos a Cristo. Él trabaja en todas las cosas para presentarnos completos en Cristo Jesús. Cuando nosotros mantenemos esta meta en mente. Nosotros podemos ver como Dios trabaja en nuestras enfermedades, persecuciones, angustias, etc. Para cumplir Su propósito en nuestra vida.

Hay un montón de cosas malas, perversas que nosotros podemos confrontar. Y son por naturaleza malas, pero Dios saca lo bueno de lo malo. Yo he visto a Dios usar el asesinato de los misioneros, las persecuciones de los creyentes, la muerte de un niño, etc. Para cumplir Su meta en la vida de las personas, incluyendo mi propia vida. Lo ´bueno´ y la meta perfecta es de conformarnos al carácter de Cristo.

Un amigo mío frecuentemente dice,  “Mantén tu corazón tierno hacia Dios.” ¿Cuál es mi actitud hacia Dios? ¿Cuál es mi actitud hacia mis circunstancias? ¿Describo a Dios por las circunstancias o yo lo veo a Él trabajando por mi ¨bien¨ por medio de las circunstancias?

El apóstol Pablo nos dice que todas las cosas que nos han ocurrido a nosotros o, posiblemente, pueden ocurrirnos son ordenadas y controladas por el SEÑOR Dios porque Su eterno propósito será cumplido a través de nosotros y para Su gloria. Incluso las peores cosas que podemos imaginar son usadas por Dios para conformarnos a la semejanza de Cristo.

No,  yo no puedo sentir que esto esta ocurriendo en mi vida cuando estoy sufriendo. Pero Pablo no dice que vamos a sentir el “bien”. Él dice, “pero nosotros sabemos” que Dios está trabajando en estas cosas.

La mayoría de las veces nosotros no vemos que todo esto trabaja para nuestro bien hasta que todo esté hecho, y tal vez años más tarde, nosotros vemos todo esto viniendo junto para que otros sean impactados con el Evangelio. Algunas veces, el trabajar juntos es para el bienestar de otras personas. A menudo, las personas no son ni siquiera conscientes de que otras personas están viendo  su vida.

La razón de esta promesa es tan preciosa que no hay nada que pueda venir a nuestras vidas que pueda  vencer los propósitos de Dios, nada. De esto se trata Romanos ocho. El capítulo trata de un gran clímax reforzando esta gran verdad. ¿Puede venir algo a nuestra vida que nos separa del amor de Dios? Nada (vv. 31-39).

Las meras cosas no funcionan juntas para nuestro bien, sino que “Dios obra todas las cosas” para lograr Sus propósitos eternos. Dios es soberano y esta trabajando en nuestras vidas. En las manos  soberanas de Dios, estas son hechas para trabajar hacia esa meta. Incluso las cosas que son intrínsecamente malas en sí mismas, cuando son tomadas conjuntamente con todo lo demás que ocurre, son hechas para cumplir Su meta. “Ningún detalle trabaja al final, para el mal  para el pueblo de Dios,  al final, sólo la voluntad buena será  su resultado.”

C. H. Dodd dice, “No hay situación desesperada, en la que un hombre puede encontrarse a sí mismo donde no pueda encontrar a Dios, y tenga su ayuda e interés.”

En el soberano amor y la sabiduría de Dios “todas las cosas” son hechas para coincidir y contribuir al propósito eterno de Dios.

fuente: http://www.nosotros.cl

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Fé

¿Te has preguntando alguna vez, como es tu fe?
¿Es realmente sincera esa fe, o tu fe es
a base de obras?

Un tema un poco complicado de explicar,
pero no difícil de entender.

Cuando se tiene fe, se confía ciegamente
en las promesas que Dios te ha hecho,
sin poner límites de tiempo, pues 
para Dios el tiempo es relativo.

Cuando se tiene fe, el corazón esta lleno de
serenidad, la paciencia es una virtud.

Cuando se tiene fe, se mira al futuro
con optimismo, esperando confiado
en lo que pronto llegará.

Dios no deja promesa sin cumplir ni tiempo
que no llegue.

Pero a veces creemos por obras, pero no por fe,
esto lo que significa es que deberíamos 
creer, en aquello que ojo nunca vio, y en aquello
que oído nunca escuchó.

Ahí está la diferencia, cuando se tiene fe,
se espera paciente
se espera feliz

se espera tranquilo
se espera en paz,
porque aunque tu ojos no vean
tu corazón sabe que Dios está trabajando.

Porque aunque tus oídos no escuchen
tu alma está segura que tu respuesta pronto llegará.

Pero muchas veces creemos en lo que podemos ver,
el día que empecemos a creer en aquello que oído nunca
escuchó, en aquello que ojo nunca vio, entonces
grandes cosas acontecerán en nuestras vidas.

Porque Dios sabrá que tu fe, es infinita y el
hará que sus promesas sean cumplidas
en ti.

Recuerda ten fe, en aquello que oído nunca escuchó
y en aquello que ojo nunca vio.

La grandeza de Dios es infinita, y es toda para ti
EL solo te pide que confíes en él, que tengas Fe… 

¿Te has preguntando alguna vez, como es tu fe?
¿Es realmente sincera esa fe, o tu fe es
a base de obras?

Un tema un poco complicado de explicar,
pero no difícil de entender.

Cuando se tiene fe, se confía ciegamente
en las promesas que Dios te ha hecho,
sin poner límites de tiempo, pues 
para Dios el tiempo es relativo.

Cuando se tiene fe, el corazón esta lleno de
serenidad, la paciencia es una virtud.

Cuando se tiene fe, se mira al futuro
con optimismo, esperando confiado
en lo que pronto llegará.

Dios no deja promesa sin cumplir ni tiempo
que no llegue.

Pero a veces creemos por obras, pero no por fe,
esto lo que significa es que deberíamos 
creer, en aquello que ojo nunca vio, y en aquello
que oído nunca escuchó.

Ahí está la diferencia, cuando se tiene fe,
se espera paciente
se espera feliz

se espera tranquilo
se espera en paz,
porque aunque tu ojos no vean
tu corazón sabe que Dios está trabajando.

Porque aunque tus oídos no escuchen
tu alma está segura que tu respuesta pronto llegará.

Pero muchas veces creemos en lo que podemos ver,
el día que empecemos a creer en aquello que oído nunca
escuchó, en aquello que ojo nunca vio, entonces
grandes cosas acontecerán en nuestras vidas.

Porque Dios sabrá que tu fe, es infinita y el
hará que sus promesas sean cumplidas
en ti.

Recuerda ten fe, en aquello que oído nunca escuchó
y en aquello que ojo nunca vio.

La grandeza de Dios es infinita, y es toda para ti
EL solo te pide que confíes en él, que tengas Fe…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario